Tecnología

Hyundai Motor y Urban-Air Port planean construir centros de taxis aéreos en 65 ciudades

Las sedes serán modulares y estarán diseñadas para encajar tanto en zonas urbanas densas como en lugares más alejados.

Tiempo de lectura: 1 minuto

Bloomberg — La empresa de infraestructuras Urban-Air Port y el fabricante de automóviles surcoreano Hyundai Motor Co. están planeando crear una red de centros de taxis voladores en 65 ciudades, y están desarrollando una nave de despegue y aterrizaje vertical.

Las bases están previstas en el Reino Unido, Estados Unidos, Francia, Alemania, Escandinavia, Australia, Corea del Sur y el Sudeste Asiático, según informaron las empresas en un comunicado el jueves. El primer emplazamiento, en Coventry (Inglaterra), se inaugurará a principios de 2022.

Ver más: Walmart se une a Ford y Argo para lanzar un servicio de entrega autónoma

Urban-Air Port dice que es la única empresa centrada exclusivamente en la construcción de redes para operar taxis voladores y drones de carga. Sólo este año se han gastado US$150 millones en infraestructura física, frente a los US$5.000 millones invertidos en los propios eVTOL por startups como Joby Aviation y Lilium GmbH.

“El sector se está disparando y sabemos que un futuro con vehículos voladores eléctricos y drones en las ciudades va a ser una realidad pronto, pero no puede suceder si no tenemos la infraestructura en tierra y en el aire”, dijo en el comunicado el fundador y presidente ejecutivo de Urban-Air Port, Ricky Sandhu.

Ver más: La visión de SpaceX para la nueva era de los viajes comienza con uno para cuatro

Después de Coventry, los siguientes emplazamientos que entrarán en funcionamiento estarán en otra ciudad de las Tierras Medias de Inglaterra y en Los Ángeles, dijo un portavoz de la empresa con sede en el Reino Unido. El centro de Londres estará situado en algún lugar del distrito comercial del West End o del centro financiero de la City, dijo.

Urban-Air Port tiene previsto establecer una red de más de 200 instalaciones de movilidad aérea eléctrica en todo el mundo en los próximos cinco años. Los centros serán modulares y estarán diseñados para encajar tanto en zonas urbanas densas como en lugares más alejados, donde la recarga se realizará mediante pilas de combustible de hidrógeno.

En la base de Coventry, que se llamará Air-One, los drones de Malloy Aeronautics y SkyFarer recorrerán rutas para demostrar la viabilidad de transportar cargas como suministros médicos refrigerados. Mientras tanto, Safeguard Vertiports desarrollará un programa de certificación que cumpla las normas del Reino Unido.